Crítica – “La Bruja” – La ópera prima de Robert Eggers

Redactor: Xavier Mogrovejo Acosta

Crítica de La Bruja – 2016 – Dirigida y Escrita por Robert Eggers – Protagonizada por Anya Taylor Joy, Ralph Ineson, Kate Dickie, Harvey Scrimshaw, Ellie Grainger y Lucas Dawson – Música por Mark Korven – Distribuidora Universal Pictures International Spain. 

ARGUMENTO: En 1630, William y su familia son excomulgados de su congregación por ciertos comportamientos extraños en Nueva Inglaterra. Por lo que se ven obligados a ir a vivir al lado de un bosque que, según las creencias populares, está habitado por el mal. 

the_witch-480212918-large.jpg

La Bruja (The Witch), la gran sorpresa del Festival de Sitges, no debería ser la típica película de terror que eliges cuando no sabes qué ver. Puede que esté clasificada como género de terror, pero su base se ha construido con leyendas, supersticiones y otras fuentes narrativas. Con esto nos referimos a que el director, Robert Eggers, huye de los golpes de efectos característicos de este género potenciando, de este modo, un terror más psicológico y minimalista, tal y como sucede con It Follows. Y la verdad, es que este tipo de terror cada vez está cogiendo más fuerza y consigue fidelizar a un público que no busca solo sustos o gore, sino algo más trascendental.

Hablamos de una cinta intensa, oscura y asfixiante. Puede que el público masivo no salga muy contento de la sala. Es así porque la película no te deja ver lo que realmente está pasando, solo te permite intuirlo. Esto hace que llegues a pensar si lo que está sucedido es algo paranormal, real o psicológico.

La ambientación que encontramos en la cinta resulta impecable, tratando sobre todo el vestuario al más mínimo detalle. Siempre presenta escenarios poco iluminados y, aunque sabemos que lo que nos rodea es un bosque, sentimos que estamos encerrados y que somos presa de algo que nos acecha. Obviamente se puede deducir desde un principio qué es aquello que amenaza a la familia de William, dado el gran número de pistas que recibimos,  pero el título de la película mantiene al espectador alejado del verdadero mal, es decir, nosotros nos centramos en lo que sería un peón (una bruja) y no en el rey (Satán). En sí esta ambientación recuerda al estilo de artistas como Goya, con fondos oscuros.

pelicula-la-bruja-2016-imagen-03

Todo este escenario y oscuridad, se ven acompañados de una banda sonora triste y apagada, consiguiendo transmitir el mensaje de que no hay nada bueno en la situación en la que nos encontramos. Por lo demás, cumple como cualquier otra en una cinta de terror, acelera al espectador en momentos de tensión y se realza si va a haber un “jump-scare”.

La bruja muestra los miedos que se tenía en el siglo XVII que, para muchos actualmente, son simplemente cuentos de hadas o fantasías que solo sirven para asustar a los niños. Pero hay que ir más allá e intentar meternos en la piel de los personajes, cosa que resulta altamente sencilla gracias a la interpretación que estos realizan durante la cinta. Al contar solo con seis personajes durante toda la trama nos familiarizamos más con ellos, y esto hace que, llegados a un punto, dudemos de la palabra de cualquiera, puesto que la familia está segura de que está amenazada por el diablo. Por lo que deben permanecer unidos para no caer en tentaciones y ser fieles a su religión.

La visión que se ofrece de la bruja es, por una vez, una visión de la cruda realidad. Sin estereotipos ni intentos de hacer al personaje más suave con unas largas uñas y una verruga en la nariz. En esta cinta la bruja es tal como cuentan las leyendas, crueles, sin piedad, secuestradoras de niños para sus fines (comerlos, sacrificarlos, etc) y sin ningún tipo de censura prácticamente, por lo que si sois de estómago blando os podéis llevar algún que otro momento incómodo. Además, el diablo  se presenta en diferentes formas animales para remarcar esos mitos y creencias que se basan en que éste está en todas partes.

la bruja still2

Por todo ello no hay que menospreciar el trabajo del director Robert Eggers, puesto que se estrena tanto en la dirección como en el guión, y ofrece una cinta un tanto atrevida, sin tabúes e intentando basarla en leyendas y mitos folklores.

¿El único inconveniente o punto negativo de La bruja? Bueno pues es tan simple como que si no estás metido en la película o te desconectas durante algún momento, ya no te parecerá para nada una cinta de terror, es más, puede que algún momento incluso parezca gracioso. No termina de atraparte con su argumento si tú mismo no pones de tu parte, pero, siendo sinceros, cuesta un poco no estar atento en una cinta de terror. Y puede que se le dediquen muy pocos minutos al final de la cinta, esto es, a su desenlace. Todo el final sucede demasiado deprisa a comparación del largo recorrido introductorio.

En corto y para ir terminando, La Bruja es un buen film de terror siempre y cuando sepamos qué vamos a ver. No nos encontraremos con un Expediente Warren, sino algo más parecido al Proyecto de la Bruja de Blair o Babadook (para entendernos).

A continuación os dejamos el tráiler:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s