Crítica de “Green Room” – Violencia hiperrealista mezclada con música punk

Crítica de Green Room (USA) – 2015 – Dirigida por Jeremy Saulnier – Protagonizada por Anton Yelchin, Imogen Poots, Patrick Stewart, Alia Shaukat, Joe Cole y Callum Turner – Productora: Broad Green Pictures, Filmscience.

Argumento: “The Ain’t Right’s” es una banda de punk que después del fracaso de su gira será contratada a último momento para tocar en un local en una zona bastante alejada y boscosa de Oregón. Tansolo tendrán que tocar, coger el dinero del pago y volver a casa. Pero lo que aparentaba ser tan sencillo se acaba convirtiendo en una lucha para la supervivencia tras husmear en los asuntos de otra banda que también tocaba en el local.

Green Room 2

Jeremy Saulnier no deja de sorprendernos, ya lo hizo en su momento con Murder Party y Blue Ruin, pero esta vez lo ha vuelto a conseguir con su nueva película: Green Room, que en España fue presentada en el Festival de Sitges 2015 después de la buena acogida que tuvo en Cannes.

Nos encontramos frente a una obra cargada de violencia en estado puro, donde se nos presenta una pelea de bandas, punks vs. neonazi,  y en ella no pueden faltar machetes, pistolas y desmembramientos. Podemos decir que se trata de una historia muy sencilla pero que logra albergar en ella muchos matices característicos de distintos géneros, como por ejemplo: terror, thriller, acción, etc. Además también encontramos planos y detalles típicos de las películas indies, como pasa también con Blue Ruin.

Green Room 1

Otro punto que debe ser mencionado es referente al tema del color. En Green Room vemos una clara contraposición en el uso del color verde – llevado a cabo por Saulnier a plena consciencia -. ¿Por qué una contraposición? Para nostros el color verde significa tranquilidad, serenidad, ecología,… en resumen, cosas buenas. Lo que quiere conseguir el director con dicha contraposición es que sintamos angustia, claustrofobia, intranquilidad y hasta temor. Dicho miedo no solo es ocasionado por el daño físico representado en la pantalla. Si prestamos atención y analizamos la ambientación del local donde el grupo hace el concierto, la gente que lo frecuenta, el trato que se dan entre ellos y la mentalidad de los jóvenes para querer pertenecer a algo, nos damos cuenta que esto es lo que aterra realmente. Por esta razón el final es lo que realmente le faya un poco a esta película, porqué te deja en ascuas y lo resuelve solo con cuatro tiros.

Green Room

Referente a los personajes hay que decir que están diseñados y desarrollados lo justo. No sabemos mucho de sus vidas o de su pasado, tan solo nos podemos hacer una mera idea de como son por detalles de interpretación. Esto hace que conectes con ellos lo justo, pero lo suficiente para sentir el temor necesario cuando el antagonista (Patrick Stewart) haga hacer caer sobre ellos las diez plagas.

¿Se puede resumir con una palabra la película de Saulnier? Sí, y esta es “Elegancia”, tanto a la hora de contar la historia como de grabarla; teniendo suma delicadeza a la hora de mover la cámara mientras están sonando esas piezas de punk. En ella no hay nada de cámara en mano como sucede en la mayoría de películas de terror para transmitir al espectador sensación de agobio y peligro constante. Por estos detalles se puede deducir la extrema planificación que habrá realizado el director a la hora de construir Green Room.

A continuación os dejamos con el trailer:

Un comentario en “Crítica de “Green Room” – Violencia hiperrealista mezclada con música punk

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s