Cazafantasmas (1984, Ivan Reitman)

¿Quién no ha tarareado nunca la canción de Cazafantasmas? o ha soltado típica broma de; “Tranquilo si ves un fantasma llamamos a los Cazafantasmas”. La cinta que hoy nos traemos entre manos podríamos decir que es de las que más se ha transmitido a lo largo de los años. Todo el mundo (a partir de una edad razonable) ha oído hablar de este cuarteto de hombres equipados con mochilas nucleares en la espalda lanzando rayos a diestro y siniestro. Antes de empezar, tened en cuenta que vamos a hablar de una película de los 80, por lo que tenemos que meternos en contexto y tratarla desde la perspectiva de esos años, y me refiero a todo: música, argumento, tono, efectos especiales, etc. Aclarado esto… ¡A por ella Ray!, digo vamos a ello.
La idea de crear Cazafantasmas salió un poco de la nada y no había mucha fe en que la cosa saliera bien, además, tenía como “rival” en ese momento a los Gremlins, puesto que ambas cintas se estrenaron a la vez. Pero aún así, el proyecto siguió adelante y poco a poco se formó lo que hoy conocemos como un clásico del cine. El argumento de Cazafantasmas no es nada del otro mundo, a priori, pero hay que tener un cuenta que no se habían visto cosas muy parecidas a esto. Tiene su encanto y su mimo, está tratado con delicadeza para combinar distintos tipos de géneros en una sola cinta. De este modo, Cazafantasmas ofrece terror, comedia, toques románticos y ciencia ficción. No le falta ni le sobra nada. Triunfó, en parte, porque el público se veía identificado con estos hombres de uniforme que trabajan a todas horas y cobran poco.

Dentro de esta historia, encontramos a nuestros queridos protagonistas: Peter Venkman (Bill Murray), Raymond Stantz (Dan Aykroyd), Egon Spengler (Harold Ramis) y Winston Zeddemore (Ernie Hudson). La verdad es que la química que existe entre estos personajes cuando están en escena es para quitarse el sombrero. En muchas ocasiones parece que no estén ni actuando, como si se conocieran de toda la vida y llevaran haciendo lo que hacen desde hace mucho tiempo. Ahora bien, eso sí, destacar la actuación de Bill Murray (premiada con un Nominación al Globo de Oro) sobre los demás. Consigue combinar el carácter de un científico con un el humor de un payaso de circo totalmente despreocupado por todo. Bueno, por todo no, solo le importa ligar con mujeres.

1915339

En cuanto a la recreación de los fantasamas y efectos especiales, la cinta luce de la mejor forma posible (teniendo en cuenta, como os he dicho, el momento en el que se realizó). Recibiendo dos nominaciones al Oscar, Cazafantasmas ofrece un sin fin de “fiesta de luces” en la que el equipo intenta atrapar a los fantasmas con un rayo de contención que, por lo que más queráis… ¡No los crucéis! Ciertamente es agradable ver cómo los propios personajes se asustan de sus propias armas o de los fantasmas que van a capturar, ¿si ellos mismos tiene miedo, cómo no lo vas a tener tú? Pero claro, se suaviza con la parte de comedia que contiene la cinta. Un humor que el propio cuerpo pide y no es para nada forzoso.

Y hay algo que hace a Cazafantasmas única e inolvidable es su banda sonora. Esa músiquita que se te pega en la cabeza y no la sacas de allí ni con agua ardiendo. Sin embargo, hay una mala noticia y es que, por mucho que la cinta estuviera nominada por la mejor Canción original, de original tenía poco, puesto que se cree que fue copiada de una serie de dibujos animados de por aquel entonces.

tumblr_ndk8fyCWoy1qegacgo8_1280

La cinta contiene un villano, un Dios al que los Cazafantasmas deberán vencer si no quieren que Nueva York se convierta en el día del juicio final. Por lo tanto, lo que es una comedia hasta cierto punto (incluso para los propios protagonistas) se vuelve un asunto de vida o muerte en el que ellos serán únicos capaces de intervenir. Entonces, se puede ver una evolución clara del grupo como tal, al principio haciendo de chiflados y, poco a poco, se van convirtiendo en gente importante para los ciudadanos, gente que puede solucionarles problemas que nadie creería y les tomaría por locos. Hasta llegar al punto de que toda la ciudad llama a los Cazafantasmas y no a la policía cuando ocurre algo grave.

En corto, y para ir resumiendo, Cazafantasmas es una cinta obligatoria para cualquier amante del cine y, totalmente recomendable, para aquellos que solo busquen pasar un buen rato tirados en el sofá de casa. No os faltará de nada con esta cinta, aunque siendo sinceros, también puede hacerse un poco larga y carente de ritmo a partir de la unión entre el maestro de las llaves y la guardiana de la puerta (ahí lo dejo sin hacer SPOILER). ¡Ah, se me olvidaba! Si ya la habéis visto y echáis de menos a estos muchachos, no os podéis perder la nueva versión de Cazafantasmas y los cameos que contiene con los personajes de siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s