Viernes 13 (2009, Marcus Nispel)

Pues así es, otro remake más para la colección. La originalidad de las cintas de terror rebosa, como podréis observar, que da gusto. Pero tranquilos, esta película es de 2009, por aquello entonces estaba de moda volver a hacer los filmes de terror clásico con un toque moderno para actualizarlas y volver a llenar la sala. Antes de empezar, doy por sentado de que habéis visto alguna vez una cinta de Viernes 13, por lo que ya sabéis por dónde van los tiros y el rumbo que acostumbran a tomar este tipo de películas. Puede contener spoiler.
2_5327

Esta película  de Viernes 13 empieza con un flashback recordando el mítico momento en que una monitora superviviente le corta la cabeza a la Sra. Voorhees. Recordándonos así el modo en el que terminó la primera entrega de Viernes 13 y enlazando la historia de la versión con el remake, puesto que este último empieza como si nunca hubieran existido las anteriores entregas de Viernes 13, aparte de la original. De este modo, pretende crear una nueva historia del sanguinario asesino Jason en el lago Crystal Lake.

En esta versión encontraremos a un Jason mucho más agresivo, terrorífico y sobre todo dinámico. Dinámico en el sentido de que ya no va a andar detrás de sus víctimas para matarlas, esta vez se nos mostrará cómo corre tras cualquiera que llegué a su querido lago y que, por supuesto, rompa con algunas normas del género slasher. Si no sabéis las reglas ahora os pongo al día: todo aquel que tome drogas, beba alcohol, tenga sexo, se quede solo, etc, tiene todas las papeletas para llevarse un machetazo de Jason en los morros. Pero volviendo al tema que os comentaba, este Jason será de los más brutales de la saga, dándole incluso atributos de gigante -cada vez que aparece en pantalla, sus pisadas parecen las de Hulk-. Además, veremos el origen de la máscara que luce desde siempre.

Los personajes forman un grupo compuesto por lo de siempre: un nerd, una chica guapa que es totalmente inocente, una pareja de novios salidos, un pijo que tiene los humos subidos. Qué os voy a contar que no os suene ya de haberlo visto en otra versión u otras cintas slasher, como por ejemplo Scream. Aún así, este remake tiene el detalle de presentarnos dos grupos de personajes; uno con el que iniciaremos la cinta y otro con el que la terminaremos. Para que lo entendáis mejor, el primero sirve como ejemplo para poner en práctica el tema de las reglas que os he comentado, y el otro es el grupo “protagonista” con el que se desarrolla la trama. Ahora bien, hay conexión entre los dos, por lo que os recomiendo que no perdáis el más mínimo detalle de cada uno de sus componentes.

Una versión que, a comparación de otros  remakes como el de La matanza de Texas, es muy fiel a la original y da mucha importancia al origen o al pasado del asesino de la cinta. No olvida sus orígenes ni aquella esencia que la hace especial y diferente de las demás y, por si fuera poco, vuelve con más violencia y mejores efectos especiales. Pero, eso sí, con un argumento típico para recordar buenos tiempos. Es como si volvieras a ver Viernes 13 otra vez, pero mejorada y modernizada.

El remake mantiene la banda sonora original , trayendo de vuelta incluso el famoso: ki-ki-ki ma-ma-ma, que en verdad significa “mátalos mamá”. Refiriéndose a la primera entrega en la que, supuestamente, Jason le decía esto a su madre para que acabara con los monitores. Como dato extra – y freak –  el remake trae, de manera directa o indirecta, un pequeño guiño a The Walking Dead con una pipa llamada Lucille, igual que el bate de Negan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s