Knock Knock (2015, Eli Roth)

El estilo de ‘Knock Knock’ puede resultarnos familiar si hemos visto cintas como Funny Games, por lo tanto, y en cuanto a estructura, la nueva cinta de Eli Roth no aporta nada. En cambio, sí que resulta novedoso el contenido del film. Un contenido que, a grandes rasgos, podría pasarle a cualquiera que se sienta identificado con el personaje protagonista, Evan Webber. La idea de ‘Knock Knock’ es muy sencilla: causar la máxima tensión posible al espectador y que él mismo se sienta incómodo con la situación. Para ello, Roth escoge como protagonista a alguien muy normal, un padre de familia, un fiel esposo y un buen trabajador. Hasta aquí todo correcto, pero el problema llega cuando dos chicas entran en su casa para resguardarse de la lluvia y empiezan a seducirle.
Ana de Armas (Bel) y Lorenza Izzo (Génesis) serán las encargadas de representar a los personajes que se ocuparán de hacer la vida de Evan un infierno. El mimo con el que Roth crea a los personajes es evidente, dándoles unos objetivos completamente justificados y creando, para las chicas, personalidades llenas de traumas que se reflejan a medida que avanzan los hechos, como por ejemplo la obsesión por los pedófilos. Además, el espectador va a sentirse encerrado entre las cuatro paredes de la casa de los Webber por las macabras ideas que Roth ha querido representar.

Keanu Reeves, protagonista del largometraje, hace una actuación espectacular, llena de rabia y de histeria en la que vemos a un hombre que no puede quitarle los ojos de encima a las chicas pero que, a su vez, se siente presionado por la situación que está viviendo. Tanto es así, que en una de las escenas no puede estar sentado al lado de las chicas y debe ir cambiando de asiento para intentar estar lo más lejos posible de ellas. Con esta acción tan simple, el director ya nos está creando incomodidad a nosotros y nos va llevando poco a poco a su terreno. Es muy sencillo decir desde fuera lo que el personaje debería hacer en esa situación o lo que no debería, pero pensadlo bien, ¿qué hombre -con los problemas que tiene Evan en el ámbito del sexo con su pareja- rechazaría a dos chicas jóvenes dispuestas a todo? Supongo que aquí reside uno de los puntos que la cinta tiene de fondo: la infidelidad.

Aunque sea una película de la que cuesta mucho salir una vez estás dentro, va perdiendo encanto a medida que pasan los minutos y se acerca el final. Su resolución nos deja un tanto decepcionados ¿por qué? Por lo que he comentado al principio, esto es, que ya conocemos otras películas, como Hard Candy, que tienen la misma estructura que ‘Knock Knock’. Aún así, la tensión que ofrece el filme no nos lo quita nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s