Crítica de “Café Society” – La esencia de Woody Allen

Crítica de Café Society – 2016 – Dirigida y escrita por Woody Allen – Protagonizada por Jesse Eisenberg, Kristen Stewart, Steve Carell, Blake Lively, Parker Posey, Corey Stoll, Ken Scott y Anna Camp – Productora: Gravier Studios – Distribuidora: Entertaintment One Films Spain. 

Argumento: Bobby Dorfman, un neoyorquino de toda la vida, decide mudarse a Los Ángeles para intentar probar suerte en el mundo cinematográfico. Por suerte, su tío, Phil Stern, es un pez gordo de la industria y le echará una mano. Será entonces cuando conocerá a la secretaria de su tío, Bonnie, y empezará una complicada historia de amor. 

cafe_society_xlg-e1461262915137

“La vida es una comedia escrita por un humorista sádico”

Woody Allen nos ofrece una historia llena de su esencia, de su mejores toques cinematográficos y sus mejores guiones. Cuando uno va a ver una cinta de este director ya sabe qué es lo que se va a encontrar. Es realmente difícil salir del cine con una grata sorpresa o una gran decepción, puesto que la gran mayoría de sus películas rotan los mismos conceptos o tienen fondos en común. Es por eso, que Café Society recibirá dos puntos de vista distintos en muchas críticas: el punto de vista de los que son fans de Woody Allen y el punto de vista de los que tratan a esta cinta como una más y cometen el error de compararla con filmes que no comparten el mismo fondo que el director ofrece pero, por desgracia, sí el género. Con esto quiero aclarar, antes de empezar, que si no sois fans de Allen, o simplemente no disfrutáis con sus películas, no vayáis a ver Café Society esperando que sea algo distinto. El cine de Allen va dirigido a sus seguidores y no a atraer al máximo número posible de espectadores.

Para esta ocasión, el escenario que Allen ha escogido para narrar su historia ha sido, nada más y nada menos, que Hollywood. Hemos pasado por París, Roma, Manhattan, y ahora le toca al lugar de las superestrellas de cine. Que el director escoja esta ubicación le sirve para dos cosas: formar a sus personajes de acuerdo con un tipo de pensamiento y principios que irán evolucionando poco a poco a lo largo del metraje. Y para hacer un crítica a todo el ego y poder que rodea a los que están involucrados en Hollywood, ya sean actores, productores, guionistas, etc. Es decir, a la alta sociedad.

08-cafe-society.w529.h352

Como es costumbre, al inicio de la cinta Allen nos presenta a un montón de personajes que, a priori, parecen no tener importancia respecto a los protagonistas. Pero a medida que avanzan los minutos, nos damos cuenta de que no podíamos estar más equivocados. Todos ellos tendrán alguna función, por pequeña que sea, que ayudará a dar vida a la historia. Los protagonistas de Café Society -Jesse Eisenberg y Kristen Stewart- muestran una muy buena compenetración en esta cinta. Olvidad papeles anteriores de estos dos actores, porque aquí os puedo asegurar que empatizaréis mucho con ambos. Además, Woody Allen realiza un detalle que, para los mas veteranos en su cine, no tiene precio. Como ya sabréis, el director ya no aparece en sus cintas como hacía antaño a causa de su avanzada edad. Pues bien, esto no es un impedimento para él para hacer acto de presencia, ¿cómo lo hace? Sencillo, dotando a Bobby Dorfman (Jesse Eisenberg) de todos los atributos y características que él mismo reunía cuando actuaba. En otras palabras, Eisenberg realiza el papel de Allen en su etapa joven.

Y como no podía faltar, Allen trae de vuelta el famoso triangulo amoroso entre los personajes. No desvelaré quiénes serán los implicados porque creo que es algo que tiene que ir descubriendo el espectador e ir haciendo sus propias teorías al respecto sobre qué es lo que sucederá a lo que no. Estad bien atentos al final porque será de las pocas veces que Allen permite participar al espectador con la historia.

Café Society, al tratar de la alta sociedad, está acompañado de una banda sonora a la altura. Toda ella compuesta de Jazz- como de costumbre- para que nos sintamos uno más cuando se enfoquen esas mesas llenas de famosos tomando una copa o cuando escuchemos una conversación acerca del último estreno de Hollywood o cuando se diga algún cotilleo sobre un famoso. Acompañado del buen vestuario y un atrezzo impecable donde vemos trajes caros, lo importante que era el fumar para la clase alta, etc. Café Society se convierte en una de las mejores cintas de Woody Allen y, para mi gusto, del verano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s