La Leyenda de Tarzan (2015, David Yates)

Qué bien pensábamos todos, una cinta de Tarzan representada por actores de carne y hueso y un escenario creado por CGI que, teniendo en cuenta la tecnología actual, seguro que está bien realizado. Pues, queridos lectores, nada de eso. La Leyenda de Tarzan no ha sido nada más, ni nada menos, que una broma de mal gusto para todos aquellos que de niños disfrutábamos con el hombre-mono que, si no me equivoco, seremos prácticamente todos. La Leyenda de Tarzan no es ni un reboot, ni un remake, y tampoco debería ser una continuidad de la historia de 1999, aunque lamentablemente, es esto último. Pero, en general, todo lo que haya intentando ser, lo ha sido en vano. También se dijo que esta cinta bebería bastante la novela de Edgar Rice Burroughs, pero es que la cinta en sí tiene poco sentido. Como diría Jack el Destripador, vamos por partes.

Un CGI pésimo

¿Recordáis El Libro de la Selva con sus representaciones brillantes de los personajes de Disney, unos escenarios que, eran un regalo para los ojos? Pues La Leyenda de Tarzan es todo lo contrario, los propios animales parecen pegados de mala manera con photoshop en algunas ocasiones. En una cinta así, donde lo que pretendes es hacer una recreación de aquella historia que Disney nos contó hace diecisiete años, debes cuidar muchísimo los escenarios y hacer unas recreaciones al detalle porque, de lo contrario, no vamos a estar inmersos en la atmósfera en la que se nos quiere introducir y el espectador lo verá todo falso, como es el caso.

Por no hablar de que en esta Leyenda de Tarzan no encontraremos la banda sonora original de Phil Collins, lo cual hubiera sido un puntazo que se habría ganado a muchísimos espectadores. Si hay algo en lo que podemos salvar a la cinta es su buen sonido, poca cosa más. Además, el grito típico de Tarzan es bastante mejorable y deja mucho que desear.

margot-robbie-paso-de-la-dieta-para-la-leyenda-de-tarzan_landscape

En cuanto al argumento y los personajes

La Leyenda de Tarzan pretende ser una continuación de la trama que vivimos en 1999. Ahora, Tarzan se hace llamar John Clayton III y es un hombre aburguesado que vive feliz con su esposa Jane. En un determinado momento, el Parlamento Británico requiere sus servicios para hacer de comercial en África y deberá volver al Congo de nuevo. Ya no es por meter más leña al fuego pero, sinceramente, ¿que clase de excusa es esa para enviar a Tarzan al Congo? El personaje de Tarzan no era necesario para esta tarea en contreto.

En el film, Tarzan parece Superman a grandes rasgos. Tiene una fuerza sobrehumana t es mucho más rápido que cualquiera, más inteligente, sabe imitar todos los sonidos de animales -que, por cierto, esto es bastante absurdo y rídiculo- vamos que para haberse criado en la selva, el muchacho está mejor curtido que todos los hombres juntos. Del personaje de Jane (interpretado por Margot Robbie) no hay mucho que destacar, cumple su función de damisela en apuros y poco más. Sin embargo, hay y que no aporta gran cosa a la trama, pero ahí está. Me refiero a Samuel L. Jackson en el papel de George Washington W. Se le dan un par de pistolas y un rifle y que vaya aportando acción al film, así sin más. Con un villano interpretado por Chistoph Waltz que queda totalmente desaprovechado. En resumidas cuentas, el reparto que tiene la cinta es absurdo, buenos actores interpretando a personajes pésimos y sin fondo, que hace que no empatices con ellos ni con cola.

Para pena de muchos, los personajes animales de Disney no aparecen como tal y hay que hacer volar un poco la imaginación para que nosotros mismos tengamos que ligar cabos. Como por ejemplo el elefante que se encuentra Tarzan, que si recordáis, de pequeño Tarzan jugaba con un elefante, Tantor.

Para ir concluyendo esto…

Mi recomendación es que si podéis evitar ver la cinta, hacedlo. Pasad directamente a ver la película de Disney de vuestra infancia y así os ahorráis un mal rato. Esto demuestra, una vez más, que Hollywood hará lo imposible para conseguir dinero sin preocuparle los desastres que publique año tras año. Es una cinta de la que se podrían comentar los detalles uno por uno para ver todos y cada uno de los fallos que tiene en ella, pero eso lo dejo en vuestras manos.

¡Por cierto! Casi se me olvida, si permanecéis atentos, veréis que se hace un pequeño homenaje a la lucha entre Tarzan y Sabor, fijaos bien en los atributos de los personajes. No tiene perdida.

Un comentario en “La Leyenda de Tarzan (2015, David Yates)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s