Crítica de “Holocausto Caníbal” – La Obra Magna de Ruggero Deodato

Crítica de Holocausto Caníbal – 1980 – Dirigida por Ruggero Deodato – Guion de Gianfranco Clerici – Protagonizada por Robert Kerman, Francesca Ciardi, Perry Pirkanen, Luca Barbareschi, Salvatore Basile, Gabriel Yorke, Ricardo Fuentes. 

En el reciente Festival de Sitges, durante la presentación de ‘Blair Witch‘, a Ruggero Deodato, director de la cinta de la que vamos a hablar hoy, se le fue entregado la María Honorífica y, a su vez, se presentó al premio literario Minotauro. No fue coincidencia que se le hiciera protagonista de esa noche durante el estreno de ‘Blair Witch’, puesto que él, 36 años antes, ya era un símbolo de referencia en el género Found Footage.

Deodato, en 1980, creó una de las cintas más polémicas y detractoras que ha habido en la historia del cine: ‘Holocausto Caníbal‘.  La cinta, para que os hagáis una idea, fue retirada del cine de Milán diez días después de su estreno.  Deodato se convirtió en el director italiano más famoso en su momento, pero no fue una fama demasiado sana, porque el público recordaba su largometraje como un auténtico despropósito.

El argumento de ‘Holocausto Caníbal‘es lo último que importa en esta cinta, pero, aún así, va bien saber en qué contexto suceden los acontecimientos. Un antropólogo (Robert Kerman)  decide ir al Amazonas en busca de un grupo de jóvenes documentalistas que, por desgracia, han desaparecido. Una vez allí, el profesor solo encuentra las cintas que utilizaron para grabar su documental. Cuando regresa a Nueva York, decide presentar el material audiovisual a su equipo de televisión para revisarlo antes de publicarlo. Pero nunca se hubieran imaginado las atrocidades que hay en dichas cintas.

Es un argumento en el que es imposible hacer spoiler, si alguien se dispone a ver ‘Holocausto Caníbal‘ ya puede imaginarse, grosso modo, lo que va a visionar. Pero, os aseguro, que esta película es la más salvaje, gore, y devastadora que jamás hayáis visto. Deodato intenta crear un falso documental para mostrar al público la brutalidad del ser humano, tanto del hombre civilizado como del hombre primitivo que todavía vive en tribus por los árboles. Tanto unos como otros son salvajes a su modo, y el director no se corta un pelo en enseñar rituales sangrientos por parte de las tribus y violaciones, muy violentas, por parte del que es considerado civilizado.

El director italiano no utiliza el modus operandi de la mayoría de directores de Hollywood, en el que crean una cinta de acción/terror para que el espectador se llene de adrenalina y salga de la sala acelerado y excitado por lo que acaba de ver. Deodato pretende mostrar la cruda y dura realidad. Los instintos por los que se guía el hombre, tanto sexuales, como alimenticios. Fijaos si la cosa iba en serio que, el propio director, hizo firmar un contrato a los actores de reparto para que no aparecieran en ningún medio público durante un año entero. ¿Por qué? Porque así conseguía que la gente pensara que este falso documental, en verdad era verídico. Y, la verdad, es que lo consiguió. La propia revista Interviu, en España, hablaba de ‘Holocausto Caníbal‘ como un documental real. Un documental en el que las castraciones, violaciones, y el canibalismo eran reales.

Lo que sí es de verdad -y esto no es broma- son los animales que Deodato mató durante el rodaje de la película para que fuera cien por cien real. Decapitó monos, destripó a tortugas, y mató a cerdos de un disparo. Lógicamente, esto no fue un punto a su favor.

En el fondo, puede ser que Deodato intentase hacer una crítica hacia la televisión de los ochenta, es decir, en lo que se estaba convirtiendo. La gente quería ver violencia, temas tabú, lo prohibido, el morbo. Y esto es exactamente lo que muestra en ‘Holocausto Caníbal‘ con pelos y señales y sin quitar ni una sola coma. Puede que se cebara un poco -demasiado- pero hizo ver a la sociedad que todo tiene un límite, que hay cosas que no puede sobrepasarse y que, en el fondo, es mejor que no se muestren ni lleguen a ser vistas jamás.

Aún así, ‘Holocausto Caníbal‘ es una cinta pésima en cuanto a ejecución y desagradable en cuanto al contenido. Utiliza la cámara en mano para el documental, pero no le termina de funcionar porque parece que esté hecho a desgana, sin importarle la metodología y solo tratando de captar correctamente el contenido sádico. Ambas cosas le pasan factura. Es lenta, sin un hilo argumental, es simplemente una sucesión de imágenes violentas que hacen que tengas que ir pausando la película para intentar digerir lo que estás viendo. Solo recomendaría verla a los verdaderos fans del género de terror. A los demás, huid de ella.

Lo mejor: su escasa duración.

Lo peor: Lo explícita que resulta y lo mal ejecutada que está -aunque esté hecho adrede-.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s