Crítica de “El Fundador” – El oscuro origen de McDonalds

Crítica de El Fundador – Dirigida por John Lee Hancock – Protagonizada por Michael Keaton, Nick Offerman, John Carroll Lynch, Laura Denn, Linda Cardellini, Patrick Wilson, B. J Novak, Griff Furst – Distribuida por Diamond Films Spain. 

Lo bueno que tiene El Fundador, es que habla de los trapos sucios del negocio de McDonalds sin ningún tipo de filtro. La cruda realidad queda representada en la pantalla para que, de primera mano, el espectador pueda ver hasta qué punto un hombre puede corromperse por dinero. Michael Keaton da vida al hombre que robó la idea original del negocio de comida rápida que hoy en día es imposible no conocer y que todos tenemos cerca de nuestra casa. Un hombre que, en la primera mitad de la cinta, es un pobre comercial que las pasa canutas para poder llegar a fin de mes y que por muchas veces que haya intentado abrir su propio negocio, nunca ha resultado. Hasta que conoce a los hermanos McDonald y su increíble sistema de comida rápida. Es a partir de ese punto cuando la cinta da un giro de tuerca y pasa a tener un tono más oscuro no tan típico de los films biográficos.

El Fundador construye su historia a partir de la traición y la avaricia. Obviamente no estamos hablando de hechos reales cien por cien fiables, pero , grosso modo, los tiros iban por el camino que la cinta construye. Lo único que el film realza y asciende a la categoría de sublime, como ya es costumbre en muchos -que no todos- biopics americanos, es a su querida América. Cosa que le ha venido como un guante a Trump. A pesar de que la cinta esté ambientada en los años 50, el sentimiento político latente es el mismo.

John Lee Hancock, director del film, ha traído un biopic poco habitual y necesario para mostrar que las cosas por fuera siempre son muy bonitas, pero siempre hay trapos sucios en su interior. No se ha cortado un pelo en dejar por los suelos la figura del fundador -aunque habrá quien le vea como un triunfador- pero el fondo político de El Fundador hace que pierda cierta fuerza narrativa al estar hablando constantemente del consumismo masivo americano y proclamar al final, mediante un uso de imágenes reales  acompañadas por la canción Spirits in the Sky, que McDonalds alimenta a una altísima tasa de población mundial al día. Como si de un héroe se tratase.

 

Veredicto

Lo mejor: Que se muestre la personalidad megalómana y sociópata del protagonista sin ningún tipo de filtro. El trabajo de todos los personajes secundarios.

Lo peor: Que se trate al negocio de McDonalds como una deidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s