Lo tuyo y tú (2016, Hong Sangsoo) 

 Sangsoo está familiarizándose con el público español. Lo tuyo y tú es ya el tercer largometraje que llega a nuestro país y el décimo-octavo en su haber. Ganador a mejor director en el Festival de San Sebastián de 2016, Sangsoo trae de nuevo un film que habla sobre las relaciones de pareja pero, esta vez, sobre las identidades de una persona y cómo nunca se llega, realmente, a conocer a alguien de verdad.

Utiliza el mismo formato de “chico conoce a chica” y cambia el sake por el vino de arroz para narrar una historia firmada con él en la que, de igual modo que en pasadas entregas, va narrar el mismo acontecimiento dos veces con pequeñas diferencias para reflejar que las segundas oportunidades son posibles. A diferencia que en Ahora sí, antes no, Sangsoo dota a Lo tuyo y tú de un ritmo muy dinámico. Acompañando las escenas de transición con una música pegadiza a la par que marchosa firmada por Dalpalan. Sigue realizando esos planos fijos y zooms -con una puesta en escena brillante- que tanto le caracterizan, pero incluso sin mover la cámara, los diálogos del film se ven frescos y naturales. Los llena de humor para que el espectador siga esos planos sostenidos sin aburrirse ni perder de vista la pantalla y, de paso, pueda pasar un buen rato.

En ese sentido, Sangsoo ha ganado muchos puntos a su favor. Logra que la historia, y el film en general, fluyan sin dar movimiento a la cámara. Pero, como punto en contra, la cinta es un tanto más breve que otras de su filmografía. De hecho, al finalizar el film, Sangosoo deja con las ganas de querer saber más acerca de los dos personajes protagonistas y sobre cómo evoluciona su relación. Por tanto, la construcción de personajes que realiza es la justa y necesaria para que conozcamos a los personajes principales en la medida adecuada para, así, empatizar con ellos cuando sea necesario.

El director coreano se supera a sí mismo con Lo tuyo y tú. Se aleja de ese tono pesimista y oscuro con los que caracterizaba a Antes sí, ahora no, y aporta positivismo y comedia -y cierto toque de actualidad- a su visión sobre las relaciones conyugales.

 

Veredicto

Lo mejor: Tiene muchísimo más ritmo que su anterior entrega, Antes sí, ahora no.

Lo peor: Su escasa duración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s