Crítica de “La Decisión del Rey” – Hitler contra Noruega

Crítica de La decisión del rey – Dirigida por Erik Poppe – Protagonizada por Jesper Christensen, Anders Baasmo Christiansen, Tuva Novotny, Juliane Köhler, Katharina Schüttler – Producida por Film Väst, Newgrange Pictures y Paradox. 

 

A pesar de que Erik Poppe haga esfuerzos por poner el punto de mira de su largometraje en un país que apenas se nombra cada vez que se habla de la devastación que causó la Segunda Guerra Mundial, La Decisión del Rey no es nada más que una humanización de la realeza para que podamos ver que “los poderosos” son tan de carne y huesos como nosotros. Resulta ser una historia bien contada pero que carece de ritmo e intensidad para que pueda apresarnos en su argumento y lleguemos a empatizar con sus personajes. A excepción del rey Haakon VII interpretado por un Jesper Christensen soberbio, que plasma maravillosamente bien a un hombre mayor y cansado que debe tomar la decisión más importante de su vida en representación de una nación.

Por lo demás, La Decisión del Rey es bastante plana en cuanto a evolución de actos y arcos de personajes. Salvada únicamente por los momentos de acción con los que Poppe maquilla el film para demostrar la brutalidad que los nazis causaban a su paso. Son secuencias verdaderamente brutales rodadas a cámara en mano como si de un found footage se tratase. Metiéndonos en el cuerpo esa sensación de nervios extremos que deben sentir los soldados justo antes de la batalla, cuando deben tomar posiciones, cargar sus armas y armarse a ellos mismos de valor para enfrentarse al enemigo aplicando la teoría evolutiva de la supervivencia del más fuerte. Son momentos verdaderamente angustiosos que, por desgracia, duran demasiado poco. Poppe se empeña en que veamos una y otra vez al rey huir de la nazis mientras toma una decisión por su pueblo.

La Decisión del Rey es un film bélico que se queda a medio camino del éxito por su carencia de ritmo y las repetitivas escenas de huida que se suavizan cuando aparecen las diminutas pero intensas dosis de acción que hacen que, por lo menos, haya valido la pena ver el largometraje. Intenta narrar una parte vital de la historia de Noruega que podría resumirse con prácticamente casi una hora menos de metraje.

 

Veredicto

Lo mejor: La actuación de Jesper Christensen y los momentos de acción rodados a cámara en mano como si de un found footage se tratase.

Lo peor: Puede hacerse algo repetitiva y lenta.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s