Coco (2017, Lee Unkrich, Adrián Molina)

Miguel es un joven mexicano que sueña con convertirse en el mejor músico del mundo, pero, por desgracia, su familia terrenal se lo impedirá. Será entonces cuando viajará a la Tierra de los muertos para conocer a su verdadero legado familiar en busca de su apoyo.

Coco salva sus distancias del resto de las películas de Pixar. No es que sea algo nuevo, o que se desmarque por completo de su típica ejecución, sino que se toma con gran seriedad aquello que va a mostrar y deja muy claras las barreras que separan la comedia del drama en este film que, en resumen, es un mensaje de amor hacia nuestros mayores. Y, grosso modo, hacia la familia, en general. Puede que gracias a sus planos tan coloridos y la estupenda música que se reproduce una y otra vez en nuestras cabezas incluso cuando la proyección de la película ha terminado, Coco parezca una cinta de Pixar magistral, con happy end incluido, que solo quiere transmitir sentimientos positivos a su público target para servir así de motivación y, al mismo tiempo, como mensaje para no abandonar nunca a los que forman parte de la familia. Ni siquiera a los que ya no están. Pero detrás de esa cortina, Coco es una cinta que puede destrozar a cualquiera. Es cierto que no apela a ese afán de superación por parte del protagonista por salir adelante a pesar de la muerte de un familiar. De hecho, juega a lo contrario, puesto que busca más bien que siempre llevemos con nosotros a aquellos que hemos perdido. Pero ese mensaje viene encriptado de una forma especial que juega con tus sentimientos a la par que, Miguel, se dedica a tocar por primera vez canciones ante un público numeroso. Es tal su magnetismo que se puede llegar a sentir lo mismo que el protagonista –ya mencionado- en cada uno de los actos del metraje. Es, por decirlo de algún modo, una especie de montaña rusa llena de colores vivos que va a rebuscar muy adentro de uno mismo para no dejar indiferente a nadie. Es divertida, y agradable de ver, pero también es dura. No como esas películas de Disney como El Rey León, Blancanieves o Bambi –por mencionar algunas- que metían con calzador la pérdida de una pieza vital del núcleo familiar –a modo de trauma- para que el protagonista realizase un ejercicio de superación y el final fuera un apoteósico: “y vivieron felices y comieron perdices a pesar de haberlo pasado horriblemente mal”.

coco-juarez-gongora-review2

Por otro lado, lo que no se le puede discutir a Coco es su impecable calidad de animación. Parece que siempre se dice lo mismo cada vez que aparece un nuevo largometraje de Pixar, pero la imagen está mejor que nunca. Tanto por el diseño de los muertos, como por la representación en sí del mundo de los mismos. Es como visitar por primera vez un universo completamente distinto a cualquier cosa que se haya visto antes. Obviamente no es la primera vez que se intenta dar a luz en la gran pantalla a un paraíso más allá de la muerte, pero, per sé, da la impresión de que la fantasía no conoce límites en este lugar. Destacar, sobre todo, la figura de la anciana Coco que da nombre a la película. Una mujer centenaria cuyo diseño es más que superior a la del resto del elenco de personajes del film, a pesar de que pase desapercibida más de lo que debería.

Coco es un mensaje de amor por México y por todo lo que representa su día de muertos. Dejando a un lado el terror que siempre se ha extraído del mismo, Pixar ha sabido captar la esencia primordial de lo que significa esa fiesta para los propios mexicanos. Aunque, como he comentado previamente, el mensaje llega en un formato muy duro que cuesta de asimilar por su increíble facilidad por conectar con la parte sentimental del espectador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s