El Extranjero (2018, Martin Campbell)

Ya solo porque Jackie Chan vuelve al cine para repartir hostias como panes, merece la pena ver El Extranjero. Luego ya llegará el debate sobre si Martin Campbell ha ejecutado un buen thriller de venganza -en el que solo falta Liam Neeson para tener la fiesta completa-. Aunque teniendo en cuenta que la última película que Campbell trajo fue la pésima adaptación de Linterna Verde en 2011 con Ryan Reynolds como protagonista, El Extranjero, a su lado, es una obra maestra. Campbell ha firmado aquí un film de acción lleno de carga política que, si bien es verdad que no deja de ser un elemento vital para construir su historia y a los personajes, se hace sumamente pesado por su intención constante de querer representar el estado actual del mundo en su lucha contra el terrorismo mediante el uso de la trágica historia ficticia de un padre que pierde a su hija por culpa de un atentado. Ese padre está interpretado por Jackie Chan, pero no por el Jackie Chan cómico que solíamos ver, sino por uno cansado, sombrío y consumido por la pérdida de su familia sin ningún otro objetivo en la vida que el de acabar con los responsables del IRA que han matado a su inocente hija y satisfacer su sed de venganza. Verle de nuevo en pantalla debería ser un placer absoluto, y Campbell lo sabe. Y es por ello por lo que da un giro de ciento ochenta grados y hace que su personaje sea un hombre atormentado, con dotes de MacGyver –o incluso con características del personaje de Ricardo Darín en el episodio de Bombita en Relatos Salvajes-, para que, en parte, siente mal verle en esa situación, jugando en contraposición de los personajes  que siempre han sido representados por Chan, hombres despistados con una gran picardía y un humor tipo slapstick único que se arrastraba a sus gozosas peleas cuerpo a cuerpo y que, en conjunto, le convertían en un actor singular. Esa idea de hombre hundido en la miseria se une de forma excelente con el personaje de Pierce Brosnan, el típico villano manipulador que no hace más que perder los estribos porque sus planes se ven frustrados por alguien imparable a quien no consigue detener ni con una docena de sus mejores hombres. La única pega que se le puede poner a Brosnan es que su actuación es un poco descafeinada al lado de la de Jackie Chan. No importa el tiempo que hace que el actor no aparece por alguna película de acción, su estilo no envejece, y su carisma tampoco.

el-implacable-critica-655

Ahora bien, la esencia del James Bond de los 90 sí que se logra de maravilla gracias a la presencia de Brosnan y a la de Campbell, que ya trabajaron juntos en Goldeneye y, posteriormente, dirigió Casino Royale. Dejando de lado su temática política abusiva y un poco repetitiva, El Extranjero es un thriller de acción de lo más disfrutable e ideal para aquellos fans de los giros de guion inesperados que no se resuelven hasta los últimos minutos de metraje. El Extranjero es, de nuevo, un ejemplo que demuestra la maestría de Campbell a la hora de representar el género de acción en el cine. Sabe rodarlo, sabe darle intensidad y sabe crear historias que atraen. A pesar de que El Extranjero bebe bastante de Al límite o La máscara del Zorro –ambos films, también suyos- en lo que se refiere al concepto de pérdida de un ser querido y que el protagonista se tome la justicia por su mano complaciendo así su ansia vengativa. Solo que, aquí, a diferencia de esos largometrajes, es que tenemos a un Jackie Chan impecable. Como casi siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s